Trabajar para uno mismo

El auto empleo como salida al paro

La complicada situación económica que les está tocando vivir a muchas personas hoy en día debido a la crisis, ha llevado a que cada vez sean más los que deciden lanzarse al auto empleo y montar su propio negocio online, para tratar de aprovecharse de las ventajas y las soluciones que ofrece Internet y las nuevas tecnologías. Una posibilidad de llegar al público y ofrecer tus productos y servicios con un presupuesto mucho más económico que el que necesitas para un negocio convencional.

Y es que echando la vista atrás y fijándote en la evolución que ha experimentado el comercio electrónico o “ecommerce” en los últimos años, no es de extrañar que sean muchas las personas que han encontrado en Internet un nuevo modelo de negocio. Según los datos que ofrece el “Observatorio Ecommerce”, el comercio online creció en el año 2014 un 31% respecto al año anterior, lo que hace que el futuro sea muy prometedor y que a día de hoy, casi todos los negocios convencionales cuenten con una página web para ofrecer información en la red. Cada día resulta más fundamental estar en Internet.

Confianza de los usuarios

Sin duda la gran baza con la que cuenta Internet en los últimos años, es que los usuarios cada vez son más propensos a utilizar sus ordenadores, smartphones y tablets para ir de compras, lo que permitió que el ecommerce generara unos ingresos de 9.200 millones de euros en el año 2014. Una situación muy distinta a la que nos encontrábamos unos años atrás, dónde la desconfianza y el desconocimiento hacían que los usuarios se mostraran reacios siempre que rondaba por su cabeza la idea de comprar a través de una tienda online.

Aún así, todavía quedan muchas personas que ante su primera compra en Internet se muestran un poco contrariados, tal como asegura el centro comercial online Yodetiendas.com, que revela que la gran mayoría de usuarios que compran por primera vez, lo hacen tras una llamada previa al departamento de atención al cliente.

Por lo que es fundamental que reduzcas al máximo las dificultades que aparecen en los usuarios al no haber un trato directo entre el cliente y el vendedor. Tienes que tratar de resolver todas las posibles dudas que puedan surgir y conseguir que tú página resulte atractiva y fiable para aquellos posibles clientes que acaben en ella. No será suficiente con ofrecer productos a buen precio, también hay que garantizar que el cliente sienta que la página es segura y no tenga ninguna duda a la hora de comprar. Así que no dudes en ofrecer el máximo de información posible sobre tu negocio, tu forma de trabajar, tu historia… la cercanía es fundamental.

El auto empleo como salida al paro

Un negocio, sigue siendo un negocio

La red ofrece enormes ventajas y posibilidades, pero no hay que olvidarse que un negocio en Internet, sigue siendo un negocio. Pues mucha gente cree que basta con crear una página web, subir los productos, esperar a que los usuarios entren a comprar y obtener beneficios, por lo que están muy equivocados. Si vas a montar tu negocio en Internet, tienes que hacerte notar y llamar la atención de tu público objetivo y de la competencia, como si de un negocio tradicional se tratase.

Normalmente los negocios convencionales utilizan la publicidad en los medios de comunicación, los carteles publicitarios o el buzoneo para conseguir darse a conocer. Pero cuando tu negocio está en Internet, los métodos de llegar a la gente son mucho más amplios y mucho más económicos.

Lo principal para un negocio online es conseguir hacerle un hueco entre la competencia y llegar cada vez más al público objetivo. Para ello es fundamental conseguir posicionar tu página web entre los primeros resultados de búsqueda de los principales buscadores como Google o Yahoo. Y la mejor manera de conseguirlo es a través del SEO, una estrategia que permitirá que tu página aparezca en los primeros puestos de búsqueda a través de un detallado estudio de las palabras claves más utilizadas por los usuarios a la hora de buscar un determinado producto o servicio. Una estrategia que no requiere de un gran desembolso económico, pero que exige que haya una constancia y un trabajo detrás, que comenzará a dar resultados a partir de los 3 o 4 meses, según el tipo de web y del volumen de búsqueda de las palabras clave.

Presencia en las redes sociales

Una vez tengas tu página web y estés listo para ofrecer tus servicios, es importante que abras varios perfiles de tu negocio en las diferentes redes sociales del momento como Facebook o Twitter. Ésta se ha convertido sin duda en la manera más eficaz a la hora de darnos a conocer entre el público objetivo, pues hay que tener en cuenta que hoy en día, son pocos los que no cuentan con un perfil en alguna red social. Tu marca debe estar dónde estén los clientes.

Puedes escoger entre llegar al público objetivo con la ayuda de tus amigos y familiares, o apostar por una estrategia de pago que te asegure que tu marca va a llegar a un gran número de clientes potenciales sin tener que realizar un gran desembolso.

Deja un comentario