La lectura, un elixir para ayudarnos a vivir

Rendir culto al cuerpo es una tendencia que se ha puesto de moda en los últimos tiempos; pero cuidar la mente no es algo en lo que muchos se detengan a pensar un poco. Es perfecto verse bien por fuera, lo cual no sirve de nada si la mente envejece a sus anchas. Con media hora diaria de lectura se obtiene una influencia fisiológica importante; pues quienes leen activamente desarrollan la capacidad de incrementar la conectividad de sus neuronas.

No se trata de leerse un libro todos los días, sino más bien de crear el hábito de la lectura que, entre otras cosas, cuando se trata del plano emocional podemos incluso incrementar nuestra capacidad para simpatizar y comprender a los demás, especialmente cuando se lee ciencia ficción.

Beneficios de la lectura

Como ya dijimos, la literatura de ficción en especial te permite vivir nuevas experiencias. Te lleva a situaciones, emociones y a conocer personajes por quienes puedes sentir empatía, logras conocer su personalidad, te identificas con ellos a lo largo de la narración y esto tiene un efecto positivo cuando se trata de socializar y aceptar a los demás tal cual son. El poder conocer otras épocas y costumbres nos enseña a ver el mundo desde una perspectiva diferente.

El hábito frecuente de la lectura es un ejercicio útil para evitar la pérdida cognitiva asociada con la edad.  Si el cerebro está activo leyendo por ejemplo, mejora la capacidad intelectual y estimula o mantiene activa las neuronas. Una buena lectura te aleja de la soledad.  Sumergirse en un libro que te atrapa te permite desconectarte de la realidad y considerarlo la compañía perfecta: te distrae, te anima, te hace llorar, no molesta y te nutre.

Reduce el estrés

Fomentar la lectura reduce los niveles de estrés, por tanto alivia considerablemente dolencias neurológicas como cefaleas, epilepsias o trastornos del sueño. Incluso la lectura antes de dormir procura un mejor descanso y un sueño reparador. Al leer aumentamos nuestro léxico además que se establece una mejor relación entre las letras escritas y los sonidos, logramos hablar y expresarnos de mejor manera. La lectura placentera es un factor que puede predecir el éxito profesional, no solo porque te preparas para afrontar retos, aprendes las estrategias para salir adelante, sino que además cuando se lee desde temprana edad se tiene mayor posibilidad de éxito profesional en la adultez, incluso antes de llegar a los 30.

La buena lectura es un elixir para ayudarnos a vivir con más de sabiduría y bondad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *