derechos de autor

La relevancia de los derechos de autor

Los derechos de autor son un conjunto de leyes que regulan y protege al creador de cualquier obra artística, ya sean canciones, obras de teatro, pinturas, esculturas o  cualquier expresión personal que desarrolla un pensamiento de manera perceptible que cuente con suficiente originalidad e individualidad.

Estas diferentes expresiones artísticas se protegen mediante los derechos de autor, la literatura, danzas, obras dramáticas, musicales con o sin letra, caricatura, artes plásticas, programa de radio y televisión, entre otras.

Teniendo un abogado de lo familiar se logra asesorar adecuadamente al momento que el artista registre su obra. Es muy importante acudir con abogados especializado en el área y sobre todo con los requisitos que piden, ya que es una manera de agilizar el trámite de registro de la obra.

También es importante que el artista, así como conoce sus derechos, conozca las sanciones que trae a las personas que quieran usar su obra ya registrada sin los permisos necesarios y cómo debe solicitar la denuncia para poder cuidar y proteger su creación. En este caso es importante hablar con un abogado de lo familiar para que el artista de la obra sepa cuáles son las leyes que lo protegen y contra qué lo protegen; de esta manera se asegura de estar atento y seguro de cualquier persona que quiera usar como propia su creación.

Generalmente la protección del derecho de autor se basa en la potestad de autorizar o prohibir el uso de la obra por parte del autor o el titular, según corresponda; esto se divide en derechos morales y patrimoniales.

derechos de autor

Dentro de los principales derechos morales se encuentran la divulgación o no de la obra, que ayuda a mantener la integridad de la obra y permite que el autor exija reconocimiento de paternidad sobre la obra con derecho de arrepentimiento o retracto.

Los derechos patrimoniales permite al autor la reproducción o fijación de cualquier medio o procedimiento de la obra; la comunicación pública de la obra, le permite escoger  cómo será la distribución de los ejemplares de esta y si desea que su obra sea adaptada, traducida o tenga alguna transformación con la finalidad de crearle una segunda parte.

Es importante que se conozca que las empresas no tienen la autorización de realizar el registro de derechos de autor, ya que solamente las personas naturales son las autorizadas y consideradas como capaces y con aptitud intelectual para poder crear una obra y como resultado de esto, poder registrarla.

Esta es una manera de protegerse contra las personas que son astutas y quieran reclamar esas obras como propias, aun sabiendo que no lo son,  ya que no hay documento legal que diga de quien es la obra creada. Como resultado de esto se puede tener otros problemas legales que son un poco más difíciles de solucionar.

Es importante saber que después de la muerte del creador de la obra, esta continua siendo protegida bajo las leyes y estatutos en la cual se registró, este proceso es sumamente rápido y no necesita ser renovado, ya que una vez que realice el registro, el derecho de autor de esta obra no cambiará o se vencerá como ocurre en el registro de marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *